El proyecto «Dotmask» explora nuevos recubrimientos y plásticos obtenidos a partir de extractos botánicos aplicables a equipos de protección individual

La Generalitat Valenciana, a través de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), financia el desarrollo de mascarillas y pantallas faciales dotadas con propiedades antimicrobianas capaces de prevenir infecciones y contagios por virus y bacterias, incluso de aquellas resistentes a los fármacos.

Según un comunicado de AVI, para ello se están explorando nuevos recubrimientos y plásticos obtenidos a partir de extractos botánicos que mejoran los atributos de los actuales equipos de protección individual (EPI).

La iniciativa, bautizada como Dotmask, es uno de los proyectos estratégicos en cooperación que ha respaldado la Agència con un importe de 410.000 euros en el marco de su última convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva.

Está coordinada por la empresa química Lamberti y cuenta con la participación del Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas; el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de València, la biotecnológica ADM Biópolis y la firma fabricante de mascarillas Airnatech.

Lee la noticia completa en El Español

Lee la noticia en Tecnobitt